Positivo versus negativo

Positivo versus negativo

Puedes reconocerte y ser reconocido por los demás, como una persona observadora de lo negativo y lo que no va bien, lo que no funciona y, al mismo tiempo, te consideres y seas definido por ello, como una persona realista o en algún caso pesimista. Es posible, que tu capacidad de observar con mayor objetividad las situaciones que experimentas te haga ser capaz de “ver las cosas como son”, es decir, de no negar la realidad, lo que hay.

Por otro lado, quizás te cueste soñar y no te des permiso a detenerte a ver, la situación, las circunstancias o incluso las personas, desde un marco más positivo.

Quizás, no entiendas o digan de ti que no comprendes, la importancia de confiar en algo mejor, en un futuro superior y creas que es más rentable, “estar con los pies bien firmes en el suelo”, en contacto con la realidad.

Bajo esta perspectiva, te puede suceder que en algunas ocasiones andes perdido con ese único foco, “tu foco”, y necesites de una mirada más positiva que lo complemente.

Pudiera ser que lo que te sucede, sea más bien que hayas crecido en un ámbito propenso a mensajes de positividad, donde se cultivase el optimismo y recibieras constantes ánimos y señales positivas que te infundieran, estados habituales de alta motivación e ilusión.

En este caso, es probable que, hoy en día, estés reproduciendo estos esquemas y tengas tu foco orientado a los aspectos más positivos, pudiendo dejar de lado, enfoques de la realidad que merezcan también de su observación y análisis, pero puedan pasarte como inadvertidos.

Suele suceder, que nos movamos en virtud de una de estas polaridades: positivo-negativo, optimismo-pesimismo, aciertos-errores, éxito-fracaso.

Es probable, que tu foco de atención gire y se decante alrededor de lo positivo o lo negativo, los aciertos o los errores y las virtudes o los defectos, inclinándote más por una posición que por la otra.

Sea cual sea tu origen y postura actual, ahí donde estés y con lo que estés, es probable que habiten en ti, dudas y contrariedades que te lleven o te hayan conducido a reflexionar, sobre tu propia posición preferente.

En conclusión: Algo puedes estar perdiéndote, observando el mundo desde única perspectiva, estrechando tu campo de consciencia a una de las dos opciones-polaridades.

Ir al contenido